Análisis Oceanográfico del Pacífico Oriental, julio 2018

Prensa Ecosocialismo / INAMEH / 01/08/2018.- De acuerdo con el informe mensual publicado por el Centro Internacional para la Investigación del Fenómeno de El Niño, informa que durante el mes de junio y la primera quincena de julio de 2018 la Temperatura Superficial del Mar (TSM) en el Pacífico Tropical se caracterizó por presentar un valor ligeramente superior a lo normal; sin embargo, junto a la costa de Perú, Chile y sur de Ecuador continuaron las anomalías
negativas de aproximadamente -1.0ºC.

Por otro lado, en el Pacífico Sur (alrededor de Lat. 30ºS) persiste la presencia de la piscina de agua cálida con anomalías térmicas de alrededor 1.0ºC, algo menor que el mes anterior. En cuanto a la región del Caribe durante este periodo de observación, presentó valores de TSM considerados dentro del rango normal; hacia el norte en el Golfo de México se observaron pequeños valores de anomalía positiva.

En cuanto a las precipitaciones, durante junio de 2018 se presentaron excesos de lluvia sobre Panamá y el norte de la región Pacífica de Colombia; Al sur de la región de Los Andes y Los Llanos en Venezuela y al sur oriente del Perú. En cambio, se presentaron precipitaciones deficitarias en el Paraguay, Uruguay, región litoral y oriental del Ecuador, al sur de la región Pacífica y sur de la región Amazónica de Colombia y el sur de Chile.

En cuanto a la Temperatura del aire en superficie, durante el mes se destaca el exceso de temperatura sobre el nororiente de Ecuador y sur de la región Amazónica de Colombia, centro del Brasil y sur de Venezuela Brasil. Valores de temperatura ambiental por debajo de la normal se presentaron en la región del Caribe y al norte de la región Andina en Colombia, en el extremo oriental de Bolivia y en gran extensión de Argentina, Paraguay, Uruguay y sur de Chile.

La Radiación de Onda Larga (OLR) en junio 2018 se caracterizó por la presencia de anomalías negativas sobre Centroamérica, sur del Perú, Bolivia y el sur del Brasil, algo sobre la región del Caribe de Colombia; además a lo largo del Pacífico ecuatorial a manera de una franja y sobre los 10º de latitud norte. Anomalías positivas se presentaron sobre Ecuador, zona central del Brasil y en el Pacifico ecuatorial occidental. Los valores de anomalía negativas de OLR se asocian a la presencia de cielos nublados, mientras que anomalías positivas a cielos despejados.

En cuanto a la estructura térmica subsuperficial en el Pacífico ecuatorial, en el transcurso de fines de mayo a mediados de julio de 2018, entre 100 y 200 metros de profundidad, se muestra el avance hacia el este de las anomalías térmicas positivas, desde el sector occidental del Pacífico ecuatorial, presentando anomalías térmicas positivas de hasta 3ºC en su núcleo; constituyéndose en un gran reservorio de calor.

La evolución del contenido de calor en la capa superficial (de 0 a 300 m) a lo largo del Pacífico ecuatorial, muestra desde febrero 2018 a la fecha se ha venido incrementando la temperatura del mar, que poco a poco se ha generalizado para toda la cuenca del Pacífico ecuatorial, presentando en su núcleo más cálido, anomalías de hasta 2.5ºC.

En junio – julio de 2018 la circulación sub superficial a lo largo del Pacífico ecuatorial se caracterizó por la presencia de anomalías de la componente zonal hacia el Oeste con velocidades entre 50 y 70 cm/s, en el sector occidental del Pacifico, especialmente entre 120ºE y160ºE. Hacia el lado oriental se dieron anomalías hacia Este con valores entre 20 y cm/s. Estos flujos ecuatoriales se encontraron mayormente localizados en la capa superficial (primeros 100 m).

A nivel de superficie en la franja ecuatorial entre 10ºN y 10ºS se distingue un bien estructurado sistema de corrientes ecuatoriales; hacia el oeste (Corriente ecuatorial) al sur de 5ºS, presentando en la región ecuatorial fuerte anomalías de las corrientes hacia el Oeste; mientras que al norte de 5ºN las anomalías en cambio son hacia el este, como parte de la contra corriente ecuatorial.

De la información obtenida por el Global Ocean Data Assimilation System (GODAS), se aprecia que, durante junio 2018 en el borde oriental del Pacífico, específicamente junto a la costa de Sudamérica, continua presente una lengua de agua fría subsuperficial, que a la altura de la región ecuatorial gira hacia el oeste siguiendo la senda de la corriente ecuatorial, caracterizada por presentar temperatura de 22ºC a 14ºC localizada en los niveles de 25 m a 105 m de profundidad. Desde el nivel de los 45 m hacia abajo prevalecen junto a la costa de Sudamérica (sobre la plataforma continental) aguas de 16ºC a 14ºC.

Hacia el norte de la línea ecuatorial, frente a Centro América, se ubican aguas algo más cálidas, con valores de temperaturas de 14 a 28ºC; mientras del lado del Atlántico prevalece las altas temperaturas (28ºC) presentando poca variación con profundidad. Al analizar la distribución de las anomalías de la temperatura del mar a niveles subsuperficiales para junio de 2018, se aprecia que las anomalías negativas, junto a Sudamérica, prevalecen en la capa de los primeros 25 m, a medida que se desciende a niveles más profundos, estas anomalías negativas van desapareciendo. En la franja ecuatorial en la capa de los primeros 45 m. prevalecen las anomalías positivas de hasta 2.0ºC conforme con el calentamiento que viene experimentando el Pacífico Ecuatorial.

Respeto a la distribución de la profundidad de la isoterma de 20ºC, utilizando la información obtenida por el GODAS, durante junio de 2018, en la región oriental del Pacífico Ecuatorial, la isoterma de 20oC se presentó bastante superficial, alrededor de 30 m de profundidad, lo que se considera ubicado por arriba del rango normal, con una anomalía de –15m; mientras que en 20ºS y 115ºW, la isoterma de 20ºC se localizó a mayor profundidad de lo normal (210m), ubicándose 30m más profundo de lo normal.

Utilizando los datos obtenidos por los derivadores ARGOS ubicados frente a la costa de Sudamérica de 30oN a 60oS, durante la primera quincena de julio de 2018, se efectuó una sección longitudinal de temperatura y salinidad desde la superficie hasta 300 m de profundidad. La sección de temperatura muestra aguas de 28oC hacia el norte de Lat. 10ºN y un poco más frías (<20ºC) al sur de Lat. 12ºS; la sección de salinidad por su parte presenta aguas más salinas (alrededor de 35.4 ups) en Lat. 10ºSur, y menos salinas en Lat. 10ºN, (<34.0 ups). Centrado alrededor de la línea ecuatorial, se presentan aguas relativamente frías (12ºC- 16ºC) y salinas de 34.9 a 35.1 ups. Centrado alrededor de la línea ecuatorial, se presentan aguas relativamente frías (12ºC- 16ºC) y salinas de 34.8 a 35.1 ups como probable aporte de la subcorriente ecuatorial o Cromwell.

Al comparar la distribución térmica subsuperficial del Pacífico Ecuatorial entre la semana del 22 de julio de 2017 con la misma semana, pero del 2018, se tiene que, en el año 2017 el Pacífico ecuatorial presentó una capa de agua subsuperfial, con anomalía negativas de -1.0ºC, localizadas a lo largo del Pacífico ecuatorial entre150 m y 50 m de profundidad. Para la misma semana, pero correspondiente al año 2018 en el mismo nivel subsuperficial, en esta ocasión se presentan anomalías cálidas, presentando un núcleo cálido de hasta 3.0ºC en 120ºW. En esta ocasión el Pacífico ecuatorial presenta un claro incremento de la temperatura en comparación con la del año pasado por esta misma fecha.

Conforme a las predicciones globales para precipitación (mm) y temperatura del aire (ºC) del NMME ENSEMBLE AVERAGE (CPC-NOAA), se prevé para el período ASO de 2018, precipitaciones deficitarias en gran parte de Centroamérica, y el extremo norte de Sudamérica. En cuanto a la temperatura del aire en superficie, se prevé en general condiciones típicas para gran parte de Sudamérica y ligeramente cálidas para Centroamérica.

En cuanto a las predicciones globales de la Temperatura Superficial del Mar (TSM) para el período JJA de 2018 del Climate Forecast System (CFSv2) de la National Oceanographic and Atmospheric Administration (NOAA) y del European Centre for Medium-Range Weather Forecasts (ECMWF), el Océano Pacífico tropical presentará valores ligeramente superior a lo normal; mientras que el Pacífico oriental, especialmente junto a la costa de Sudamérica, la TSM estará entre normal a ligeramente por debajo de su valor normal.

Fuente: CIIFEN